miércoles, 18 de julio de 2012

Cansada de ocultarme, si no hay motivo.

Hey.
Saludos a los que piensan que solo soy una tía un poco chula.
Saludos a los que en mí ven una chica fea.
Saludos a los que piensan que no soy más de una chica bajita y morena.
Saludos a los que piensan mal de mí, y a los que hablan a mis espaldas.
Saludos a los que les importo una mierda.
Saludos a los que me escupirían en la cara. 
Saludos y recuerdos a todos ellos. 
Porque igual no se equivocan. 
Porque igual ellos tienen razón.


Pero a veces me gustaría demostrar que no es así. Que dentro de mí arde algo especial.
Pero eso se la suda. Ellos lo apagan, no quieren saber nada. ¿Que puedo ser yo?

Nada.

Querer serlo todo, y no ser nada.

Irónico, ¿Verdad?


1 comentario:

Lune dijo...

Convencerte a tí misma de que eres nada te convierte en ello.
Siempre hay ese algo, como dices tú, ardiendo en tu interior, pero la decisión de apagarlo o hacerlo crecer es tuya, toda tuya, no de las personas a tu alrededor, ya sean esas que te odian o esas que te aman.
Un consejo, sin querer parecer altiva o creída: quiérete, porque no siempre lo harán por ti, y si dejas de quererte, dejas de ser tú misma, apagas esa llama. Te lo digo porque yo estuve a punto de quedarme sin la mía.